Oración contra todo mal y contra enemigos

Oración contra todo mal y contra enemigos

Te pido Señor Jesucristo que nos protejas siempre y en todo momento contra nuestros enemigos y todas las situaciones difíciles que pudiéramos encontrar con la Oración contra todo mal y contra enemigos.

Oración contra todo mal y contra enemigos

Cuida mis pasos con tu bendición Señor.

Queremos pedirte que cuides mis pasos; que a donde quiera que yo vaya esté con tu bendición, y que me cuides y me protejas de todas las situaciones adversas; de todas las personas difíciles, de todos los peligros a los cuales yo pueda enfrentarme. Jesús llévame siempre por el camino del bien; por el camino de la justicia y del amor; tengo confianza en ti, y me quedo en tus manos.

Lamentablemente durante mucho tiempo he sufrido a causa de personas que han atentado contra mí; a causa de situaciones difíciles y de muchos peligros.

Por eso el día de hoy quiero suplicar por tu protección siempre; y que me concedas de nuevo la esperanza que necesito para ser feliz, para estar tranquilo.

Protege mis pensamientos para que ellos siempre sean buenos; aleja de mí las tristezas, las desesperanzas, las angustias y todos los miedos que hay en mi corazón.

Ya no quiero vivir así; ya no quiero tener más temor, quiero confiar plenamente en ti.

Solo tú Señor tienes palabras de vida para la eternidad. Por eso a ti recurro el día de hoy, para pedirte que vengas a mí y me concedas tu santa luz, porque me siento en medio de la tempestad; a donde quiera que volteo veo obscuridad, problemas; veo situaciones muy complicadas.

Recurro a ti el día de hoy Jesús para pedirte que toques mis ojos y que me lo sanes que me permitas ver de nuevo todas las cosas tan bonitas que hay a mi alrededor.

Ayúdame, escúchame, cuídame y protégeme con la Oración contra todo mal y contra enemigos.

Concédeme el amor que me falta, la gracia de abrazar mi vida, de abrazar a mi familia; descubrir que tengo que amarlos que debo cuidar de ellos; que tengo que manifestarles mi amor, que debo estar siempre disponible para ellos.Te pido que me regales mucha paz; tú sabes mejor que nadie todas las veces en que la angustia toca mi corazón; hay veces que me estreso demasiado y de la nada me pongo a llorar; de la nada me pongo muy nervioso, de la nada comienzo a angustiarme.

Ayúdame Jesús quiero que tú me protejas; necesito que tú me ayudes, que en todo momento tú Jesús seas la fuente de mis alegrías, que seas el resplandor de mis sueños y la persona que me sostenga siempre y en todo momento.

Confiamos en que nos no vas a dejar

Siento confianza porque sé que no me vas a dejar, no me vas a abandonar; sé que me vas a conducir por lugares bellísimos, por lugares en donde no existe la maldad; en donde no existe las personas que atenten contra mí,  donde no hay peligros; en donde no hay tristezas.Ayúdame Jesús, toca mi vida, sé mi amparo y mi guía.
De hoy en adelante confío en ti, creo en ti y te amo.
De todo corazón, gracias mi Jesús.
Estoy aquí postrado ante ti, para pedirte humildemente que me protejas de todos los peligros que diariamente me rodean.
Ayúdame, atiendeme, protegeme en especial contra todos mis enemigos con esta Oración contra todo mal y contra enemigos; tmabién contra esas personas que quieren dañarme; que quieren afectarme a mí o alguna persona de mi familia.
Cuidanos Señor, te lo pido de todo corazón; en especial protégenos del enemigo, protégenos de la tentación y de todas las cosas que puedan afectarnos por eso te ofrecemos la Oración contra todo mal y contra enemigos.Ayúdanos queremos gozar de tu bendición hoy y siempre; queremos huir de todo aquello no es agradable a tus ojos; además queremos evitar las ocasiones de pecado.

Protéjenos de la tentación.

Te pedimos de todo corazón que nos protejas de la tentación; queremos enderezar el camino, convertirnos solamente a ti pero reconocemos humildemente, con humildad que necesitamos de tu gracia; que necesitamos de tu ayuda:
Dulcemente te digo el día de hoy mi buen Jesús.
Ayúdame a no caer en la tentación; estoy tan necesitado de ti, son muchas las miserias que hay en mi vida, muchas las aflicciones que hay en mi corazón y muchísimas las pruebas que todavía tengo que superar; pero sé que si tú me proteges me vas a llenar de tu amor; vas a derramar tu compasión sobre mí y sobre todo tu misericordia y nos vas a proteger contra todos los peligros; de cualquier momento de cualquier persona tu nunca nos abandonarás. Jesús nunca ha dejado a nadie solo; siempre  ha ayudado a todo aquel que recurre a ti, siempre encuentra la respuesta, siempre es escuchado y tú intercedes por nosotros; depositas de nuevo la esperanza en tu sagrado corazón.Por eso el día de hoy, te pido con toda la fuerza de mi ser que vengas a mí y me cuides de todas las cosas que pueden hacer que me separé de ti; siempre y en todo momento quiero estar junto a ti quiero ser un guerrero de la oración; quiero aprender a gastar mi tiempo contigo; necesito contarte mi vida;Quiero que tú vengas a mí; ayúdame Jesús a vencer la pereza, la apatía que me impide acercarme a ti; que me impide orar; siempre y en todo momento; y de manera muy especial saca el orgullo de mi corazón; que impide que me confiese ante el sacerdote; que impide que ruegue tu perdón a través del sacramento de la reconciliación.

Ayúdame Jesús  con la Oración contra todo mal y contra enemigos.

Ayúdame Jesús a hacer un exámen de conciencia hoy y siempre para que pueda reconocer todas las cosas que tengo que cambiar;  las cosas que tengo que mejorar.
Ayúdame Jesús a reconocer mis defectos, en especial aquellos que te ofenden a ti  y los defectos que lastiman a mi familia y que me hacen daño a mí.Ayúdame Jesús protégeme; te pido de manera muy especial que esta protección se vaya también para todas las personas de mi familia; para todos mis amigos; todos mis conocidos y de manera especial te pido que protejas a los más débiles que están padeciendo alguna calamidad; que están padeciendo alguna dificultad, no los desampares, ni de noche, ni de día.

Madre Santa protege a tus siervos con tu manto

Santísima Madre te pido que me cubras con tu manto; que me proteja siempre y que intercedas ante tu hijo Jesucristo por mí y por toda mi familia.

2 Comments

  1. berta moro
  2. mario miranda

Deja tu opinión