Oración por mi esposo para que Dios lo cuide

Señor Dios mío, hoy quiero hablarte de la persona, del hombre que para mi corazón es muy amado; quiero dedicarle esta Oración por mi esposo para que Dios lo cuide.

Oración por mi esposo para que Dios lo cuide y guíe

A quien escogí para ser mi compañero de vida y mi mejor amigo.
Por quien opté y elegí para que juntos redactemos las páginas de mi vida.

Cura sus heridas más profundas con esta oración Oración por mi esposo para que Dios lo cuide.

Dos mío, te pido por su corazón; míralo con dulzura, con ternura, acaricia y cura sus heridas más profundas.
Sana y restaura su memoria de recuerdos dolorosos; te pido que le concedas la alegría siempre nueva para sus labios.
Llena y colma su corazón de amor; para que sus palabras y sus gestos transmitan y cedan a quienes estamos a su lado, la compañía y la seguridad que tanto necesitamos.

Fortalece sus manos con la Oración por mi esposo para que Dios lo cuide.

Fortalece y vigoriza sus manos para que su trabajo sea digno y bueno y a sus pensamientos.
Para que su caminar y sus pasos sean bendecidos.
Toma su mano, no la sueltes y guíalo cada día; para que como padre y esposo sea fiel a tus mandamientos.
Y su sola presencia inspire e infunda fuerza, valentía y seguridad para su esposa, sus hijos.
Para que su familia pueda recurrir a él como sostén y guía, además de fuerza y ayuda en cualquier situación.

Hijos

Para que sus hijos descubran en él; un modelo perfecto y correcto de amor y seguridad.
Que de sus brazos aprendan y cultiven el valor del trabajo y la fidelidad.
Y que por sus palabras beban honestidad y responsabilidad.

Bendice su trabajo

Bendice su trabajo, empleo y las manos, que día a día no se cansan.
Que todos sus caminos, senderos sean bendecidos.
Que yo descubra y encuentre en él, como esposa el amor verdadero y eterno que siempre anhelé.
Dame capacidad de entenderlo, valorarlo, llamarlo sin pretender cambiarlo.

Siempre a su lado con la Oración por mi esposo para que Dios lo cuide.

Que corrija con prudencia y camine a su lado respetando su individualidad y diferencias.
Que lo ame y cada día lo guíe con mis oraciones y ejemplo hacia nuestro fin que es el cielo; donde nuestro amor será eterno.

Que encuentre en él la fuente del amor humano.
Que su corazón no sea molestado ni tampoco turbado.
Y que nuestros corazones se fusionen en un solo latido de amor.
Para que quienes comparten nuestras vidas, vean en nosotros la belleza del amor humano.
Amén.

Padre nuestro que estás en el cielo.
Santificado sea tu nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
Y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentación y líbranos de todo mal amén.

Dios te salve María.
Llena eres de gracia.
El Señor es contigo.
Bendita eres entre todas las mujeres.
Y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María madre de Dios.
Ruega por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte amén.

Deja tu opinión